Funcionarios de al menos nueve países sudamericanos recibieron millonarios pagos de la constructora brasileña Norberto Odebrecht para obtener ventajas que le reportaron a la empresa una ganancia de 1.400 millones de dólares.

Solo en Brasil la compañía desembolsó 349 millones de dólares en sobornos y logró ganancias por 1.900 millones.

A cambio de los sobornos, según el documento oficial, Odebrecht obtuvo al menos unos $12 mil millones en beneficios en contratos en unos 100 proyectos en doce países incluido Ecuador, Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Guatemala, México, Mozambioque, Panamá, Perú y Venezuela.

Estos son los doce países del mundo donde Odebrecht repartió coimas.

Según el el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, el martes 27 de diciembre hara una reunion con sus ministros y luego de esa reunión habrá un «pronunciamiento firme» al país, aunque no consignó la petición de los gremios empresariales de que el Gobierno pida a la compañía devolver el dinero que pagó en sobornos y habría cobrado en sobrecostos.

Se estima que Odebrecht ha ganado unos $9,788 millones en contratos públicos desde que desembarcó en Panamá en 2006, $2,500 de ellos desde el cambio de gobierno, en 2014.